El sereno

Avant Servicios - La comunicación a larga distancia Operadoras Teléfonos
Breve historia de la comunicación a larga distancia
20 abril, 2017
Avant Servicios - Profesiones antiguas olvidadas hoy en día
Profesiones antiguas desaparecidas hoy en día (1 parte)
2 agosto, 2017
Mostrar todo

El sereno

Avant Servicios - Profesiones antiguas olvidadas hoy en día - Serenos

¡¡¡SERENOOOOOOOOOOOO!!! ¡¡¡clap clap clap!!!

Hasta finales de los años 70 del siglo XX este cántico era muy habitual por las noches en las capitales de provincia de España.

Debido al gran tamaño de las llaves de los portones antiguos que hacían de llevarlas una carga pesada, se popularizó durante el siglo XVIII la profesión de sereno, se trataba de una persona que por las noches abría a los vecinos los edificios de la calle haciendo las veces de “portero nocturno” salvaguardando además la seguridad de los barrios evitando altercados, avisando a los bomberos en caso de incendio y controlando el alumbrado público. Se cree que el primer cuerpo de serenos nació en Valencia por iniciativa de su alcalde de entonces Joaquí Fos en 1777 con intención de recolocar a los trabajadores de la industria de la pirotecnia que estaba de capa caída debido a una prohibición de la fabricación y consumo de fuegos artificiales.

Las llaves antiguas eran enormes y pesadas

Su nombre es debido a que, los primeros serenos además de las funciones anteriormente descritas informaban de la hora y del tiempo al grito de “las doce en punto y lluviaaa”, en verano como casi nunca llovía, lo que solía gritar era “las doce en punto y Serenooo” y la gente de tanto oír su canto empezó a llamarles así para diferenciarlos de otro tipo de vigilantes.

Los requisitos para entrar a formar parte del Cuerpo de Serenos consistían en no tener antecedentes policiales, medir cinco pies de altura como mínimo (metro y medio, la media española de la época), tener voz fuerte y clara y estar entre los 20 y 40 años de edad.

Un sereno de mediados del siglo XX

En principio  iban uniformados con un capote gris (que después se cambiaría por un batín), gorra de plato y además iban armados con una garrota o chuzo (un palo  de madera acabado en una  punta de hierro) y llevaban un silbato de bronce para poder avisar a las autoridades pertinentes en caso de altercado o incendio y comunicarse entre ellos. Hubo un momento en el que hacían sonar el silbato por cualquier chorrada así que la policía ante tanta alarma injustificada optó por no hacerle caso. De ahí viene la expresión “Te han tomado por el pito del sereno” que significa que la gente pasa de ti.

En Badalona, los serenos tenían una función especial aparte de las antes mencionadas. Despertar a los pescadores. Sabían la hora que se despertaba cada uno por un sencillo código. Los pescadores ataban una cuerda en el picaporte de casa con los nudos correspondientes a cada hora, es decir, si la cuerda tenía tres nudos quería decir que se despertaba a las tres, si era a las tres y media, la cuerda llevaba tres nudos y un lazo.

Durante la época del franquismo estos además ejercían en cierto modo de vigilantes para salvaguardar el modo de “vida ejemplar” impuesto por la dictadura. En Madrid la mayoría de ellos eran asturianos, algo lógico al tratarse de un oficio que se heredaba de padres a hijos y además era normal que entre ellos se recomendaban los unos a los otros para plazas que quedaran vacantes.

La figura del sereno en España desapareció en 1977, la llegada de los porteros automáticos y de la modernización de las cerraduras, las personas ya podían llevar sus propias llaves y además de la vigilancia se empezó a ocupar la policía local, de hecho en muchas ciudades fueron el embrión de las este cuerpo.

El último sereno en Madrid se dice que fue Manuel Amago y como reconocimiento a su labor tiene una placa conmemorativa en la calle Gómez Ulla entre los portales 8 y 10,  donde se puede leer: ” A Manolo Amago, el último sereno de Madrid, en agradecimiento a sus servicios desde 1956”.

Manuel Amago el último sereno de Madrid

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar