Paseo de Estatuas. Parque del Retiro

Con la llegada de Carlos III se quitaron de la cornisa del Palacio en 1760, porque el rey quiere que se cincele el nombre de cada soberano para poder identificarlo. Una vez cumplida su orden, no volvieron a colocarse en su sitio. Es a partir de 1847 cuando se recuperan y se decide colocarlas en parques y jardines, al no estar identificadas, se ponen los nombres aleatoriamente, con el “don”, tratamiento de cortesía otorgado a los monarcas.

Paseo de Estatuas. Parque del Retiro