La Flor de Pascua. Una planta con los colores de la Navidad

La importancia del servicio de Facility Management en esta nueva realidad
La importancia del servicio de Facility Management en esta nueva realidad
18 diciembre, 2020
Especies autóctonas y biodiversidad. La clave para sustituir los árboles dañados por la nieve
18 enero, 2021
Euphorbia pulcherrima Jardinería

Si hay una planta que durante las Navidades podemos encontrar en parques y jardines, viveros, floristerías, mercados y balcones con sus hojas verdes y rojas, esa es la Flor de Pascua.

La Flor de Pascua (también conocida como Poinsettia o Flor de Navidad, aunque su nombre científico es Euphorbia Pulcherrima) en realidad no es una flor como tal, sino un arbusto que puede llegar a medir hasta 5 metros. Tiene unas brácteas foliáceas u hojas protectoras de color rojo brillante que la hacen muy característica, pero sus flores propiamente son pequeñas y amarillas y carecen de importancia.

Originaria de Centroamérica, es muy frecuente que crezca de forma silvestre en los campos de México o en países de América central como Guatemala, aunque se cultiva en todo el mundo de cara a su simbología representativa de la Navidad. Existen numerosas variantes con diferentes colores (blanca, amarillo, rosa, verde…) de esta planta, aunque la más comercializada es la de hojas rojas y verdes.

Como curiosidad, los antiguos aztecas extraían un tinte color púrpura de sus brácteas rojizas, y del latex color blanco un preparado para combatir las fiebres. El 12 de diciembre se celebra en Estados Unidos el Día internacional de la poinsettia, en recuerdo a la fecha en que falleció Joel Roberts Poinsett, embajador americano en México que comenzó la costumbre de regalar estas plantas entre sus amigos con motivo de las fiestas navideñas.

Cómo cuidar de nuestra Flor de Pascua

Propia de climas cálidos, es fundamental que tengan una buena iluminación para que no se decoloren ni pierdan las hojas. Es una planta que no tolera el frío ni el exceso de temperatura, por eso en las zonas más frías se considera planta de interior, pero si vivimos en un clima cálido podemos tenerla sin problema en el exterior. Lo ideal sería una temperatura entre 22 y 15 grados.

También es aconsejable evitar colocar nuestra planta en zonas de corrientes de aire, de estufas o de cambios bruscos de temperatura, porque no le van a venir bien. El riego tiene que ser moderado, porque es muy fácil que se pudra la raíz. Lo recomendable es mantener el sustrato húmedo en todo momento, pero sin encharcarlo.

¿Cómo hacer que nuestra Flor de Pascua aguante hasta el año próximo?

La Flor de Pascua es una planta de hoja caduca, es decir, perderá las hojas al final de la temporada, pero si la cuidamos bien, es muy posible que podamos volver a disfrutar de ella al año siguiente.

Una vez que las hojas se han caído (en el hemisferio norte suele ser al inicio de la primavera) aconsejamos podar los tallos a una longitud de 5-10 cm. Un consejo es sellar los cortes con cera de abeja, que permitirá que vuelvan a crecer al comienzo de la temporada. Estos tallos cortados se pueden utilizar como esquejes y así multiplicar la planta.

Una vez podada la planta, podemos ubicarla en una zona alejada de las fuentes de calor, e ir regándola de forma puntual. Podemos trasplantarla también a una nueva maceta con algo de fertilizante.

Si queremos que vuelva a florecer en la próxima Navidad, es importante que la mantengamos a oscuras durante 12-14horas al día a partir de octubre. La floración de la Flor de Pascua está relacionada con el tiempo de exposición a la luz solar que recibe, por eso solo florece en invierno, cuando la noche es de mayor duración que el día.

 Con todas estas recomedaciones, estamos seguros que vais a poder disfrutar de vuestras Flores de Pascua o Ponsettias las próximas Navidades. ¡Estamos deseando que nos contéis qué tal!

RECOMENDACIONES DE NUESTRO SERVICIO DE JARDINERÍA

La Comunidad de Madrid esconde innumerables tesoros naturales para disfrutar el tiempo libre ya sea relajándose o haciendo una pausa después de una semana difícil. Estos parques y jardines espectaculares son una invitación constante a perderte en la naturaleza para disfrutarla:

El emblemático parque El Capricho - AVANT Servicios