La Dehesa de la Villa, un pequeño bosque dentro de la M30

Floración de los campos de lavanda de Brihuega
23 julio, 2020

© Foto de Yil Dori

Madrid tiene multitud de espacios verdes, parques y jardines. Desde algunos muy conocidos, céntricos y frecuentados, a otros más alejados, tranquilos y silvestres como la Dehesa de la Villa, del que vamos a hablar hoy.

La Dehesa de la Villa es un parque situado en la zona noroeste de Madrid, junto a la ciudad universitaria, en el distrito de Moncloa-Aravaca. Tiene una superficie de 64 hectáreas, y a diferencia de otros parques de la ciudad como El Retiro o el parque de El Capricho, su característica principal es que mantiene su apariencia de bosque. En la zona de su perímetro mantiene algunas zonas ajardinadas y una pista de tierra batida lo recorre en su práctica totalidad, pero en su gran mayoría, la Dehesa de la Villa es un parque con un aire “salvaje”, nada que ver con otros jardines de la capital.

Un parque lleno de vegetación

Sin embargo, en esa diferencia radica su encanto, porque acoge una gran variedad de aves y otros animales, además de multitud de especies vegetales. Por ejemplo, es uno de los pocos rincones de Madrid donde, junto con la Quinta de los Molinos, se pueden ver almendros. Como árboles, en la Dehesa de la Villa también destacan las plantaciones de cedros y la enorme variedad de pinos, sobre todo piñoneros y carrascos. También hay alcornoques y acacias. En las zonas más húmedas hay también chopos, fresnos y olmos, y como arbustos, destacan entre otros muchos las jaras, retamas, romero y zarzamoras. Si paseamos un día cualquiera por el parque, podremos ver (y sobre todo escuchar) a numerosos pájaros. La información del Ayuntamiento sobre este espacio verde de la ciudad informa que tiene registradas más de 70 especies de pájaros en La Dehesa de la Villa, y la verdad es que pasear por este parque una tarde de verano es sumergirte en un concierto de sonidos de diferentes especies: desde las tranquilas tórtolas, aves grises con su collar de plumas blancas al cuello, a las ruidosas cotorras verdes, que llenan el aire con sus graznidos.

Como novedad para acercar los espacios verdes a personas con problemas de movilidad, la Asociación Española de Parques y Jardines ha desarrollado la iniciativa Vivir los Parques, a través de la cual se pueden hacer visitas virtuales a diferentes parques y jardines, entre ellos la Dehesa de la Villa una soleada mañana.

Los lugares menos conocidos del parque

La Dehesa de la Villa está llena de rincones secretos, escondidos de las miradas de los paseantes tras las arboledas o en alguna pequeña vaguada. Por ejemplo: hay una zona de huertos, donde se cultivan tomates, pimientos y otras muchas verduras. También hay varios circuitos para bicis de trail, pensados para recorrerlos haciendo saltos y acrobacias, y un par de miradores perfectos para ver una de las puestas de sol más bonitas de la ciudad. ¿Habéis visto alguno de estos rincones en vuestras visitas a este parque?

En AVANT Servicios conocemos muy bien todo lo referente al cuidado de parques y jardines, por eso os queremos dar a conocer todos los rincones que tiene Madrid. El equipo de jardinería de AVANT Servicios cuida de cualquier jardín como si se tratara de uno de los emblemáticos parques madrileños, desde las plantas de temporada o poda de arbustos hasta el mantenimiento de fuentes y piscinas.

RECOMENDACIONES DE NUESTRO SERVICIO DE JARDINERÍA

La Comunidad de Madrid esconde innumerables tesoros naturales para disfrutar el tiempo libre ya sea relajándose o haciendo una pausa después de una semana difícil. Estos parques y jardines espectaculares son una invitación constante a perderte en la naturaleza para disfrutarla:

El emblemático parque El Capricho - AVANT Servicios