“La limpieza no es solo una bayeta, un cubo y una fregona, la limpieza es profesionalidad”

Lejía Desinfectantes Covid Desinfección
Productos químicos desinfectantes. La lejía, recomendaciones para una correcta utilización
19 mayo, 2020
Valdemarín Conserjería Moncloa Aravaca AVANT Servicios
Historias del barrio de Valdemarín. El día a día de un conserje durante la crisis del coronavirus
4 junio, 2020
Productos de limpieza

Nuestros más de 20 años de trabajo nos hacen expertos en limpieza y desinfección o mantenimiento de oficinas y comunidades de vecinos, pero si hay alguien que sabe también mucho de productos de limpieza y de limpiar, esos son nuestros proveedores. Hablamos con Justo López de DISCELIM SL, una empresa que lleva más de 25 años vendiendo productos de limpieza y desinfección a empresas, sobre cómo están viviendo estos días. Ellos no han cerrado durante estos días porque se dedican a la venta de productos de limpieza y desinfección tan necesarios durante estas semanas en hospitales y centros de salud, entre otros lugares. “No vendemos ni online ni a particulares, solo al sector profesional de limpieza. Nuestros productos son de uso específico para uso profesional”, especifica Justo.

Estas semanas, con la crisis del coronavirus lo que más se demandan son productos desinfectantes: lejías y lejía con detergente, desinfectantes de ámbito sanitario… porque, como ya comentamos en un post anterior, la lejía es uno de los productos de uso doméstico y profesional más eficaces para desinfectar y limpiar los espacios de coronavirus. Hablando con Justo incide en un aspecto fundamental, y es que la limpieza no es solo una bayeta, un cubo y una fregona, la limpieza, y más cuando hablamos de oficinas, comunidades de vecinos o edificios, es profesionalidad y debe ser realizada por personas capacitadas para ello, con la formación y los productos adecuados: “¡en una oficina de 500 metros no puedes pretender que en una hora te hagan la limpieza!” insiste Justo.

Lo cierto es que hay una gran diferencia entre un trabajo realizado por profesionales y otro que no, empezando por los productos y materiales que se utilizan. Si queremos un resultado profesional, debemos contratar a profesionales, y verlo como una inversión, tanto en seguridad como en calidad de vida. Seguridad porque garantizan que nuestros espacios van a quedar limpios y desinfectados de cualquier virus que pueda haber, y calidad de vida ¡porque no hay nada peor que trabajar o vivir en un lugar sucio y desordenado! Al contratar a profesionales, el cliente se garantiza de que todos los productos utilizados cumplen con su normativa específica, con unas medidas de seguridad y manipulación adecuada, y de que cuentan con las técnicas y herramientas necesarias para cada tipo de superficie y materiales. Además de la comodidad de no tener que encargarnos de esa tarea, tenemos la seguridad de que lo dejamos en las mejores manos: de las personas que han hecho de ello su profesión.